dimecres, 7 de desembre de 2011

La cantiga galaico-portuguesa.

La cantiga galaico-portuguesa.
(Cantiga de Escarnio y Maldezir, de Alfonso X, el Sabio)

No quiero yo doncella fea
que petorree delante de mi puerta.

No quiero yo doncella fea
y negra como el carbón
que se tire pedos delante de mi puerta,
ni que huela como un sisón
No quiero yo doncella fea
que petorree delante de mi puerta.

No quiero yo doncella fea
ni peluda como un perro
que se tire pedos delante de mi puerta
ni que apeste como hierba hedionda.
No quiero yo doncella fea
que petorree delante de mi puerta.

No quiero yo doncella fea
que tiene el pelo todo blanco
que petorree delante de mi puerta
ni que hieda como un camello.
No quiero yo doncella fea
que petorree delante de mi puerta.

No quiero yo doncella fea
vieja, de mal color
que petorree delante de mi puerta
ni que haga allí algo peor.
No quiero yo doncella fea
que petorree delante de mi puerta.






Cantiga de Escarnio y Maldezir

Intérpretes: Theatre of Voices (Paul Hillier)

Non quer'eu donzela fea
nen me faça i peior.

Non quer'eu donzela fea
e negra come carvon[e],
que ant'a mia porta pea
nen faça come sison[e].
Non quer'eu donzela fea
que ant'a mia porta pea.

Non quer'eu donzela fea
e velosa come can[e],
que ant'a mia porta pea
nen faça come alermã[e].
Non quer'eu donzela fea
que ant'a mia porta pea.

Non quer'eu donzela fea
que á brancos os cabelos,
que ant'a mia porta pea
nen faça come camelos.
Non quer'eu donzela fea
que ant'a mia porta pea.

Non quer'eu donzela fea,
velha de maa coor[e],
que ant'a mia porta pea
nen me faça i peior[e].
Non quer'eu donzela fea
que ant'a mia porta pea.




Bibliografia.- Las cantigas de loor de Alfonso X el Sabio, Edición y trad. de Luis Beltrán, Ediciones Júcar. Madrid.


Y del zéjel al villancico castellano antiguo.

Y del zéjel al villancico antiguo. Casi nada que ver con los navideños, excepto que estos eran en orígen una pequeña parte del amplio repertorio profano del villancico antiguo castellano. La labor constante y laboriosa del clero católico fue dejando aparte todo lo que no cantara las glorias de la Virgen y el Niño recién nacido.

Aquí tenemos el zéjel que vimos la semana pasada convertido en villancico.




¿Con qué la lavaré
la flor de mi cara?
¿Con qué la lavaré,
que vivo mal penada?
Lávanse las casadas
con agua de limones:
lávome yo, cuitada,
con penas y dolores.
¿Con qué la lavaré,
que vivo mal penada?
Entra mayo y sale abril,
tan garridico le vi venir.
Entra mayo con sus flores,
sale abril con sus amores,
y los dulces amadores
comienzan a bien servir.


De la jarcha al zéjel.

Pasando de la jarcha al zéjel parece que nos alejamos todavía más en ese mágico y misterioso viaje que nos lleva cada vez más lejos hacia el nacimiento de nuestros idiomas romances, de nuestro pensamiento, de nuestros sentimientos y de nuestra manera de ver la vida. Y todo de la mano de la poesía. Pero también acompañados de la música porque cuando más popular es el verso más es canción. Sin olvidar que lírica viene exactamente de lira, que es como decir de música.


Ibn Quzman es el hombre del zéjel. Parece ser que su fracaso en otros estilos más cultos lo obligó a cultivar esta poesía de lo más popular. El zéjel llega hasta Lope de Vega y a nuestros días.

Un zéjel antiguo habla de la primavera y el amor:

Entra Mayo y sale Abril,
tan garridico le vi venir.           PRELUDIO
Entra Mayo con sus flores,
sale Abril con sus amores,       MUDANZA
y los dulces amadores
                                                  comienzan a bien servir.             VUELTA


El  zéjel Las tres morillas es musicado por García Lorca y cantado por Teresa Berganza y también por Ana Belén más recientemente en su extraordinario Lorquiana.



Tres morillas me enamoran
en Jaén,
Axa y Fátima y Marién.

Tres morillas tan garridas
iban a coger olivas,
y hallábanlas cogidas
en Jaén,
Axa y Fátima y Marién.






Y hallábanlas cogidas,
y tornaban desmaídas
y las colores perdidas
en Jaén,
Axa y Fátima y Marién.

Tres moricas tan lozanas,
tres moricas tan lozanas,
iban a coger manzanas
a Jaén,
                                                  Axa y Fátima y Marién.





dilluns, 28 de novembre de 2011

Cicle de poesia hispano-árab (2)

El següent dilluns parlarem de :


LA JARCHA(2).
Hablamos el lunes pasado…

De la jarcha como la poesía hispano árabe más antigua, por un lado y como la expresión del habla romance. Hay que tener presente que en aquellos años antes del siglo X todavía no existían ni el castellano ni el catalán como tales aunque se estavan gestando en el seno de la comunidad árabe-judeo-cristiana que habitaba la península ibérica. Cohabitaban multitud de dialectos que con el tiempo y las luchas por el poder darían lugar a los idiomas castellano, catalán, portugués, francés, rumano, italiano,etc. etc.
Comprendo que algunos de Vdes les resulta tediosa tanta preocupación por las palabras, por la historia de las palabras y de sus significados. An sólo les deseo recordar que en breve conoceremos el resultado de la demanda interpeuesta por el PP en el Tribunal Constitucional Español a causa de una palabra. La palabra “matrimonio”. Porque el PP no acepta que signifique otra cosa que la unión de dos personas de diferentes sexo. Fíjense que el PP no va en contra de la ley que regula las parejas del mismo sexo, sino única y exclusivamente a que esta unión se llame matrimonio.
Volviendo al tema que nos ocupa , hoy les desearía comentar las razones por las que he iniciado este pequeño ciclo de poesía sobre la jarcha, el villancico castellano y la canción de amigo galaico-portuguesa.
Y ello es porque la jarcha me atrae, me seduce especialmente por las siguientes razones, muy brevemente:
1.- desbanca a favor de la poesía amorosa, la teoría tradicional que otorgaba a la poesía épica el nacimiento de la lírica más antigua en la península ibérica.(Nota1)
2.- la protagonista de la jarcha es siempre una mujer.
3.- la jarcha habla siempre de amor.
4.- porque nace en el seno de una comunidad cosmopolita donde conviven de tres culturas y tres modos de entender la vida : la judía, la árabe y la cristiana.
5.- es la primera manifestación en València de nuestra lengua romance castellana y catalana.
6.- obviamente porque se trata de una obra poética.
7.- pero también porque es de origen popular, no aristocrático ni nobiliario, aunque después hasta los mismos reyes árabes y cristianos la usan.
8.- podría estar incluso en el origen de la poética amorosa del trobador provenzal.
Hay que añadir
1.- que faltan estudios acerca de los motivos del cambio de género : el autor es siempre un hombre pero en el verso es siempre una mujer la protagonista y además, la única protagonista.
2.- que faltan estudios acerca de la músicalidad de estos poemas, que se supone que en principio fueron cancioncillas cantadas por la mujer.
3.- que ha sufrido una doble censura : la censura del nacionalismo español mal entendido que no acepta su orígen multiracial. No olvidemos que tanto árabes como judíos fueron ignominiosamente expulsados de la península ibérica, y
4.- la censura religiosa, siempre convenientemente asociada a la política, que desde los Reyes Católicos cristianiza, bautiza y persigue en España todo aquello que no se ajuste a los moldes de esta religión cristiana, como continua haciéndolo en la actualidad

Recitación :

Cierra la noche
y, al ver que me vuelve
loco el pesar,
quiero con vino
las cuitas y penas
de mí ahuyentar,
y a la cantora,
pintando mi caso,
la hago cantar:
MEW YELÓS KA-REY
MÍ-A MORTE LA TREY,
ARIFU KULLI SAY,
E NON SE YO NADA :
Bi-LLAH ¿KÉ FAREY?
Versos finales de la moaxaja del poeta Abu Bahr Yahyà ibn Baqi contenida en el “YAIS AT-TAUSIH” de Ibn Al-Jatib.(1,293), que Garcías Gómez considera que en orígen la jarcha sería :
MEW YELÓS KA-REY
MÍ-A MORTE LA TREY,
Bi-LLAH ¿KÉ FAREY?


y que daría posteriormente orígen al villancico castellano :
Partir quiero,
mas no del querer,
que no puede ser.

Bibliografías.-
1.- García Gómez, Emilio, 1975, Las jarchas romances de la serie árabe en su marco, Alianza Universidad, Madrid,( O.P. 892 GAR jar BPE-València).


Ciclo de poesia hispano-árabe.

Me complace comunicar a mis numerosos seguidores y seguidoras que ha quedado inaugurado un ciclo sobre la poesía hispano-árabe. Hablaremos de la jarcha, la maoxaja, el zéjel, la cantiga galaico-portuguesa y el villancico castellano.
Siguiendo las huellas del gran arabista Emilio García Gómez y de su texto "Las jarchas romances de la serie árabe en su marco, Alianza Universidad, Madrid,( O.P. 892 GAR jar, BPE-València)".


A manera de introducción: 



LA JARCHA.



Introducción.-

1.- Una jarcha (en árabe, خرجة jarŷa, "salida" o "final") es una composición lírica popular de la Hispania musulmana, que constituía la parte final de la moaxaja, de la que existen ejemplos desde el siglo X-XI. Las jarchas están compuestas en dialecto hispanoárabe coloquial, o en la lengua romance que utilizaban los andalusíes, impropiamente llamada mozárabe. Fueron escritas por poetas cultos árabes y judíos que tomaban como modelo la lírica románica tradicional. Pudieron recogerlas del folclore popular, o bien adaptarlas a sus necesidades métricas (pues debían integrarse en la moaxaja) o bien componerlas de nueva creación, a partir de moldes tradicionales. Su importancia radica en que son el documento más antiguo que se conoce de poesía en lengua romance.
2.- Las jarchas mozárabes de amor son pequeños poemas populares en los que, generalmente, la voz del autor o de la autora es la de una muchacha que les habla de sus experiencias amorosas a sus hermanas o a su madre. Se cree probable que la mayoría de estos textos hayan sido escritos por hombres, aunque la temática y el contenido de los textos requería su redacción en la primera persona de la voz femenina. Sus rasgos más destacados son: la abundancia de exclamaciones, interrogaciones y repeticiones, el uso de un léxico sencillo y de muchos diminutivos, la construcción en versos de arte menor. Se considera que las jarchas, las cantigas de amigo galaico-portuguesas y los villancicos castellano son ramas de una misma tradición popular, que también tiene ramificaciones fuera de la Península: la lírica tradicional. La importancia de las jarchas radica en que ayudan a aclarar los orígenes de la literatura española, ya que prueban que en la península ibérica también existía poesía lírica antigua. Las jarchas fueron descubiertas en el año 1948 por el hebreísta Samuel Miklos Stern en colaboración con el ilustre arabista español Emilio García Gómez, y se han podido recuperar gracias a que poetas cultos árabes y hebreos de aquellos siglos las incorporaron a sus composiciones escritas. Hasta el descubrimiento de Stern, la épica era considerada la raíz de la literatura española.

Jarcha en mozárabe:
Garīdboš, ay yermanēllaš
kómkontenēr-hémewmā´lē,
sīnal-ḥabībnon bibrē´yo:
¿ad obl' iréydemandā´re?

bay-šemioqorasonde mib
Yārabbīšišetornarad
țanmal miodoler al-habīb
Enfermo Ϋedquanšanarad
Vayse meu corachón de mib:
ya Rab, ¿si me tornarád?
¡Tan mal meu doler li-l-habib!
Enfermo yed, ¿cuánd sanarád?

¿Qué farémamma?
Mioal-habibeštad yana.
Traducción al castellano:
¡Ay hermanitas! Decidme
cómo soportar mi mal.
No podré vivir sin mi amado.
¿Dónde iré a buscarlo?


Mi corazón se me fue de mí.
Oh Dios, ¿acaso volverá?
¡Tan fuerte es  mi dolor que enfermo está.
¿No sé cuándo sanará?

¿Qué haré, madre?

Mi amado en la puerta está.

4.- Si bien la jarcha precede y origina la moaxaja, no tienen idéntica temática. La moaxaja se dirige al protector del poeta o a un amor homosexual, mientras la jarcha es siempre un lamento de la mujer por la ausencia del amado.
5.- De diversa estructura, la mayoría de jarchas son cuartetas y en menor grado pareados.La rima acostumbra a ser consonante, y se presenta de forma diversa: – a – a, abab.
6.- Las jarchas fueron halladas en el año 1948 por el hebraísta Samuel Miklos Stern en colaboración con el ilustre arabista español Emilio García Gómez, y se han podido recuperar gracias a que poetas cultos árabes y hebreos de aquellos siglos las incorporaron a sus moaxajas. Las jarchas están escritas en lengua mozárabe con grafías del alifato árabe o alefato hebreo (literatura aljamiada).
7.- La moaxaja (procedente del árabe muwashshaha; o muwassaha, que significa collar) es un tipo de poema culto que tuvo su momento de esplendor en Al-Ándalus entre los siglos IX y XII. Los árabes habían traído consigo un modelo lírico del siglo IV, la qasida, que constaba de largos versos emparejados monorrimos adecuados para la trasmisión oral por el maestro. Es el tipo de verso en que está escrito el Corán. La moaxaja está escrita en versos cortos, debido a influencias de la lírica popular, pero con temas y estructuras muy complejas. Aparece en la península y se le cree fruto de la mezcla de culturas existente derivada de la estrecha convivencia de culturas en la España musulmana de la época de taifas, (árabe-hebreo-cristiano). Los propios árabes se referían a veces a las moaxajas como "cancioncillas al estilo de los cristianos".
Al final de la serie de versos que componen la moajaxa aparece un estribillo en lengua romance, hebrea o árabe vulgar. Este estribillo es la jarcha.
Existe otro género poético, el zèjel, en el que los versos en romance aparecen dispersos por todo el poema.
8.- Las jarchas se escribieron en el dialecto (o dialectos) romance de la población autóctona de Al Ándalus, cuando el castellano era un habla campesina del área vasco-cantábrica sin literatura y dependiente de los modelos lingüísticos de la corte leonesa. Al dialecto romance de las jarchas y a todas las hablas latinas andalusíes se les aplica actualmente la denominación de "mozárabe", si bien eran las hablas coloquiales de toda la población del país, musulmana, cristiana o judía. Muy poca gente ignoraba estos dialectos, como ya sabréis vosotros, porque los mismos intelectuales andalusíes lo comentan en sus escritos.
Notas.-
Nota1.-
Hay que destacar que la jarcha es una producción total y absolutamente andalusí (4,74)- quien dice andalusí, dice también murciana, valenciana, catalana e incluso occitana, hay que recordar hasta dónde llegaban las fronteras de al-Andalus y su área de influencia -  influencia que en sus mejores momentos se extendió - retrocedió-  hacia el oriente árabe.
 En este sentido me llama la atención cómo pudo mantener la jarcha oriental en árabe el espíritu de la jarcha como lamento femenino por la ausencia del amado, siendo así que la ética árabe del amor no permite estas expresiones en boca de la mujer : “Dice alguno, creo que ‘Abd al -Karim : Entre los árabes es costumbre que sea el poeta quien galantee a las mujeres y se finja muerto de amor [por ellas], mientras los no-árabes suelen hacer que sea la mujer la que solicite y desee con sus declaraciones [a su amante], diferencia que constituye indicio de l nobleza de los árabes y del celo con que guardan a sus mujeres.” pone García Gómez en boca del tunecino Ben Rasiq, en su famosa ‘Umda (ed. Cairo, 1934). (4,13). García Gómez no lo explica.

Bibliografía.-
1.- wikipredia
3.- S. M. Stern, «Les vers finaux en espagnol dans les muwaššah hispano-hébraïques», Al-Andalus, XIII (1948), pp. 299-346. Véase también: Dámaso Alonso, «Cancioncillas de amigo mozárabes (primavera temprana de la lírica europea)», Revista de Filología Española, 33 (1949), pp. 339-374; M. Frenk Alatorre, Las jarchas mozárabes y los comienzos de la lírica románica, México, El Colegio de México, 1975; Álvaro Galmés de Fuentes, Las jarchas mozárabes. Forma y significado, Barcelona, Crítica, 1994; Íd., El amor cortés en la lírica árabe y en la lírica provenzal, Madrid, Cátedra, 1996; E. García Gómez, Las jarchas romances de la serie árabe en su marco. Edición en caracteres latinos, versión española en calco rítmico y estudio de 43 moaxajas andaluzas (1965), Barcelona, Seix Barral, («Serie mayor», 29), 1975; Francisco Marcos Marín, «Aproximación cuantitativa al estudio de las jarchas en muwaxahas árabes», La corónica, 24 (1995), pp. 124-152; y J. M. Solà-Solé, Las jarchas romances y sus moaxajas, Madrid, Taurus, 1990. García Gómez, E., Poemas arabigoandaluces, quinta edición, Espasa-Calpe, S.A. (Colección Austral, 162), Madrid, 1973 (http://www.hottopos.com/rih6/jordi.htm)
4.- García Gómez, Emilio, 1975, Las jarchas romances de la serie árabe en su marco, Alianza Universidad, Madrid,( O.P. 892 GAR jar BPE-València).